Cómo afecta a la economía la campaña de vacunación en EEUU

Market News & Blog / 2 Min Read
09 feb. 2021

Por Miriam Sánchez

Estados Unidos está aportando todo su esfuerzo para hacer que la vacuna llegue lo antes posible a cualquier rincón del país, tanto es así que van a enviarlas directamente a las farmacias para acelerar su administración. Ya han decidido aumentar un 5% sus envíos semanales según ha notificado la Administración de Joe Biden. De esta manera, se enviarán de manera semanal un mínimo de 10,5 millones de dosis durante las próximas tres semanas, lo que supone un aumento del 22% desde que tomara posesión el pasado 20 de enero.

Se estima que se proporcionarán suficientes dosis para vacunas a 300 millones de estadounidenses para finales de verano o principios de otoño. Una situación que contrasta mucho con la de otros países como España, donde la inmunidad de rebaño podría tardar años y no meses en llegar. Los expertos ya han estimado que se podría llegar a la anterior normalidad cuando se inmunice entre un 70 y un 85% del total de la población mundial.

La diferencia de vacunación en Estados Unidos alcanza al plano racial

No obstante, también hay quienes critican la brecha racial que se está produciendo en la campaña de vacunación en Estados Unidos: de aquellos Estados que han publicado la etnia de los que han sido vacunados al menos con la primera dosis, un 60,4% son de raza blanca, mientras que únicamente el 5,4% son afroamericanos. No obstante, la Administración de Biden ya ha puesto en marcha un plan a través del cual pretenden dar la vuelta a estas cifras para evitar la inequidad del sistema, lo que supondría colocar centros de vacunación en barrios que representan un alto riesgo e invertir en clínicas móviles que puedan ir a aquellas áreas que no han sido atendidas.

Por el momento, la vacuna está disponible para los grupos de alto riesgo, es decir, gente mayor y personal médico. Lo que también ayuda es que a lo largo de todo el mundo ha aumentado de manera significativa el número de personas que están dispuestas a recibir la dosis, aumento que hace unos meses ni siquiera podríamos imaginar.

¿Cómo podemos evaluar la evolución económica en Estados Unidos en este momento?

Con todo este panorama, no es de extrañar que la economía en Estados Unidos se esté recuperando más rápido de lo esperado, con una reacción importante en el fortalecimiento del dólar a lo largo de las últimas semanas. El país americano podría volver a sus valores anteriores a la pandemia a mediados incluso de este año, incluso si el Gobierno no llegase a aprobar más ayudas federales para la recuperación, aunque tendrán que pasar años, no obstante, para que todos aquellos que han sido despedidos puedan volver a trabajar.

Esta mejora se debe principalmente a que hay muchos sectores importantes de la economía que se están adaptando mucho más rápidamente de lo que en un principio se había esperado. Además, también ayuda mucho el último paquete de ayuda económica de 900.000 millones de dólares aprobado el pasado mes de diciembre. Se espera que la tasa de desempleo baje al 5,3% a finales de año, frente al 8,4% previsto en julio, y que la economía pueda crecer un 3,7% en este año después de que la contracción en 2020 fuese mucho menor de lo estimado en un principio.

Concretando más en los datos de desempleo, es muy probable que la recuperación total no pueda llegar hasta el año 2024. Por otro lado, los niveles de inflación aun podrían tardar en llegar, con previsiones por debajo de 2% en los próximos años, objetivo marcado habitualmente por la Reserva Federal, así como los tipos de interés, que podrían seguir durante mucho más tiempo en valores muy cercanos al 0%.

Pese a que a lo largo del año pasado se hablaba mucho de la posible pérdida de fortaleza en Estados Unidos y del peligro de su posición como potencia mundial, a día de hoy el dólar sigue siendo divisas de referencia, y el país presidido por Biden sigue contando con suficiente fortaleza y aliados como para mantener su posición, lo que asegura nuevas tensiones en un futuro.

Descargo de responsabilidad: la información no debe interpretarse como una recomendación; o una oferta de compra o venta; o la solicitud de una oferta para comprar o vender cualquier valor, producto financiero o instrumento; o para participar en cualquier estrategia comercial. Los lectores deben buscar su propio consejo. No se permite la reproducción o redistribución de esta información.

More on this topic

See More News

Abra una cuenta. Opere en minutos.

Empiece su viaje por los mercados con un bróker de confianza, regulado y ganador de múltiples premios.

Empezar Ejecutar Demo