CHINA Y ESTADOS UNIDOS DETERMINAN EL FUTURO DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

Market News & Blog /
12 ago. 2019

El temor creciente ante el fuerte auge de China en los últimos años es un hecho que se acrecienta cada vez más con el devenir de los años, temor que se manifiesta especialmente desde Estados Unidos, cuyas acciones, según ha afirmado China, no hacen mas que poner en peligro el orden financiero internacional, al mismo tiempo que afectará gravemente al comercio internacional y a la recuperación económica. Y, por supuesto, los mercados financieros así lo han mostrado manifiestamente. Se aprecia cada vez en mayor medida el fuerte riesgo de amenaza hacia la economía mundial, la cual ha ido deteriorándose progresivamente a lo largo de los últimos meses.

Muy lejana queda la esperanza reflejada a principios de año sobre el posible acuerdo entre las dos grandes potencias mundiales, dejando entrever que los problemas parecen ser más profundos e importantes de lo que en un principio se podría llegar a esperar. Los intentos por alcanzar la hegemonía mundial tanto por parte de Estados Unidos como por parte de China son cada vez mayores, y por lo tanto la posibilidad de que lleguen a un acuerdo al menos a corto plazo está cada vez más alejada.

China amenaza contraatacando las decisiones estadounidenses

Una de las pautas principales en este momento por parte de Estados Unidos pasa por limitar en la medida de lo posible las exportaciones tecnológicas hacia China, tratando de limitar así su desarrollo en este ámbito. China ha destacado a lo largo de las últimas décadas por mostrar un desarrollo económico sin igual, situándose así a la vanguardia de las potencias mundiales. Se postula así como una firme candidata para convertirse en la principal potencia mundial en un futuro no muy lejano. Ese fuerte desarrollo es el que preocupa precisamente a Estados Unidos.

El fruto principal de este fuerte conflicto que se ha desencadenado es precisamente a nivel global, perjudicando el crecimiento mundial, razón por la que hemos visto una fuerte desaceleración de la economía a nivel global.

La Unión Europea, por su parte, debe combinar este fuerte choque de titanes con la fecha de la salida de Reino Unido de la Unión Europea muy próxima, con un Boris Johnson respaldado por Trump, quien trata de atraerlo con una promesa sobre una relación comercial muy prometedora. Así, la Euro Zona tiene un fuerte temor de salir perjudicada de los conflictos entre Estados Unidos y China, y es que algo parecido le ocurrió en el año 2000 cuando terminó sufriendo fuertemente las consecuencias. Estados Unidos bajó los tipos, y el euro terminó siendo el mayor perjudicado: el euro se apreció, encareciendo así las exportaciones y perdiendo de esta manera competitividad.

La Unión Europea, uno de los mayores perjudicados

Así, este conflicto ha vuelto a avivarse en la actualidad con la llegada de Donald Trump, quien ha tratado de controlar al gigante asiático mediante la continua imposición de aranceles, algo que no ha ayudado en absoluto, y es que muy al contrario China ha decido contraatacar al país americano depreciando su moneda. Son precisamente estas presiones sobre las tarifas las que pueden poner en serios aprietos a las economías del euro. Así, Mario Draghi, en la etapa final de su mandato, ha decidido mostrarse cauto, anunciando la posible bajada de los tipos de interés para el próximo mes de septiembre, así como la reactivación del programa de compra de deuda. De esta manera, a pesar de las expectativas de crecimiento que se barajan para el año 2020, ya han anunciado que estos objetivos podrían verse truncados por diversos factores externos, entre los que se incluyen las fuertes tensiones comerciales.

Por el momento, la depreciación del yuan ya ha sido catalogada por parte de la Unión Europea como una fuerte amenaza potencial para las previsiones sobre la economía puesto que el efecto inmediato será una mayor facilidad en la exportación de productos chinos al ser más baratos y competitivos.

Tal y como parece ser, uno de los problemas principales se basa en el fuerte conservadurismo del euro, el querer obtener un euro débil que pueda facilitar las exportaciones de manera masiva. Los años de recuperación del euro, tal y como se refleja, han quedado desaprovechados debido a políticas fiscales demasiado conservadoras. De esta manera, no queda otra opción que tratar de buscar nuevas maneras para poder obtener una mayor competitividad.

La Reserva Federal sufre las consecuencias de la ira de Trump

Pero no es el único conflicto en el que estamos centrados estos días, y es que Donald Trump también ha puesto estos últimos días en el punto de mira a la Fed, quien se muestra temerosa últimamente de salir fuertemente perjudicada estos últimos tiempos ante los conflictos entre Washington y Pekín. Donald Trump estaría interesado en obtener un crecimiento económico más rápido de la mano de la Reserva Federal, ya que considera que con unos tipos de interés más bajos podría lograr conseguir su objetivo, debilitando así al dólar y animando al crédito. De momento, después de que se recortasen los tipos de interés levemente en 0,25% a lo largo del mes pasado, la Fed prefiere seguir mostrándose cauta, algo que, según tuiteó el presidente, le pareció decepcionante, asegurando que no estaba obteniendo ningún tipo de ayuda por parte de dicha institución. Recordemos que la Fed es totalmente autónoma y libre de tomar sus propias decisiones.

Según se estima en este momento, los efectos de dicha bajada pueden ser más fuertes de lo que se espera, pero no en el plano económico, si no en el político: Trump ahora podría envalentonarse, cogiendo fuerzas así para seguir atacando a China sin tener que pagar un precio a nivel económico y político. Si bien fue él mismo el que nombró a Powell como presidente de la Fed, ahora le presiona constantemente para que dimita, asegurando que nominaría a Judy Shelton, quien fuera su asesora de campaña y habría manifestado su inclinación por bajar los tipos de interés al 0%; también ha mostrado simpatía por Christopher Waller, vicepresidente ejecutivo de la Fed de San Luis. Recordemos que el presidente no tiene potestad para despedir a ninguno de los miembros que actualmente forman parte de la Reserva Federal.

Cuando termine su mandato dentro de poco más de un año tendrá la posibilidad de confirmar a Powell o nombrar a alguien nuevo.

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.

More on this topic

See More News

Abra una cuenta. Opere en minutos.

Empiece su viaje por los mercados con un bróker de confianza, regulado y ganador de múltiples premios.

Empezar Ejecutar Demo