LA GUERRA COMERCIAL EN LA UNIÓN EUROPEA

Market Analysis /
02 oct. 2019

Por Miriam Sánchez

Según van avanzando las semanas, esto parece la historia de nunca acabar. La guerra comercial se ha convertido en una serie de acontecimientos cíclicos que no cesan, y que no lleva a que, si bien en ocasiones parece que las cosas podrían empezar a solucionarse, nuevamente leemos algún comunicado que afirma que todo vuelve a empezar. Hace solo unos días, sin ir más lejos, Estados Unidos y China se encontraban nuevamente en conversaciones “productivas”, con planes incluso de reunirse el próximo mes de octubre.

El objetivo de dichas negociaciones estaba muy claro: tratar de mejorar de una vez la relación que mantienen. Fue el propio representante comercial de Estados Unidos el que afirmó, de hecho, que todo había salido bien y que iban por el buen camino, esperando así poder recibir a China en octubre para lo que sería la reunión principal. Tanto fue así que incluso ambas partes habían acordado ya discutir determinados puntos para la próxima ronda de conversaciones comerciales. Según ha afirmado China, es de vital importancia poner fin a la disputa comercial, la cual lleva extendiéndose durante más de un año y ha dañado seriamente a la economía global. De hecho, fue el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien habría dicho estar dispuesto llegar a un acuerdo provisional con el gigante asiático. Recordemos que la última reunión cara a cara entre ambos presidentes tuvo lugar el pasado mes de julio.

La guerra comercial, una disputa que parece no tener fin

Pues bien, cuando todo parecía encaminarse de una vez ha sido hace poco cuando hemos podido conocer que las dos grandes potencias mundiales han vuelto a romper sus negociaciones comerciales, incluso hasta el punto de que China habría cancelado las visitas que tenía programadas a granjas de Montana y Nebraska. Estas cancelaciones son las que podrían haber desatado la decisión de dicha ruptura, dejando la ronda de negociaciones con la parte estadounidense. Después de que esto tuviera lugar, Trump ha afirmado no buscar un acuerdo parcial, si no total. Por otra parte, la posibilidad de un acuerdo queda muy alejada del momento actual ya que incluso habría llegado a decir que no es necesario que se cierre antes de las elecciones presidenciales de 2020.

Después de meses de constantes disputas, ambas partes no logran ponerse de acuerdo en puntos fundamentales, base del que tendría que ser un acuerdo justo. Y mientras la guerra comercial sigue desarrollándose, el Fondo Monetario Internacional ya ha predicho pérdidas del 0,8% en el PIB mundial en 2020. Si tenemos en cuenta la Zona Euro, estás pérdidas se cifrarían en el 0,2%.

LATAM
LATAM

Octubre, mes de la actualización de la situación económica mundial

Previamente el FMI había advertido que la guerra comercial supondría una amenaza; ahora asegura que no solo constituye una amenaza, si no que también ha comenzado ya a ralentizar el dinamismo de la economía mundial. Ahora una de las fechas más destacadas está entre el 12 y el 14 de octubre, cuando se dará a conocer la que será la nueva proyección sobre la economía.

Recordemos que nada más empezar septiembre, Estados Unidos decidió imponer aranceles del 15%, 5 puntos porcentuales por encima de lo que en un principio había anunciado a importaciones chinas por un valor de 112.000 millones de dólares. Pero China no se quedó atrás, y ese mismo día también decidió imponer aranceles entre el 5 y el 10% a productos procedentes del país americano valorados en 75.000 millones de dólares.

Como he comentado previamente, la guerra comercial va más a allá y no solo se trata de un mero conflicto entre dos países que no logran ponerse de acuerdo. Se trata de un problema mundial que afecta a multitud de mercados, los cuales luchan en la actualidad contra la desaceleración económica en su intento por no entrar en recesión. Uno de los más destacados es la Unión Europea, a quien la guerra comercial le está afectando especialmente, y sobre todo a Alemania, uno de sus países más representativos. Tal y como ha asegurado en Banco de España, por ejemplo, la guerra comercial supondrá un coste de 23.000 millones de euros a la Unión Europea. Algo que se refleja expresamente en el par EURUSD quien, aunque no se hace reflejo de manera inmediata con respecto a los efectos de la guerra comercial como es el caso de activos como el par USDJPY, también sufre las consecuencias.

Principales amenazas de la Unión Europea y análisis técnico del par EURUSD

Es algo que apreciamos semana a semana, día a día en dicho gráfico. Una de las preocupaciones centrales por parte de la Unión Europea es Alemania, quien está al borde de la recesión técnica en el caso de que los datos del PIB que se tengan que publicar próximamente en el próximo trimestre sean negativos. Si tenemos en cuenta que Alemania es uno de los países más representativos de la Unión Europea, pensar que el hecho de que si el país alemán entra en recesión sea cuestión de tiempo de que los demás países componentes de la Euro Zona le secunden es cuestión de tiempo, algo que preocupa especialmente sobre cual puede ser en ese caso el futuro del euro, el cual observamos como, poco a poco, va perdiendo terreno con respecto al dólar.

EURUSD
EURUSD

Sin ir más lejos, hace solo unos meses observábamos cómo el par EURUSD, después de más de dos años, lograba imponerse y consolidarse nuevamente por debajo del soporte de 1,115, una fuerte señal bajista que confirmaba la gran debilidad por la que atraviesa el euro, teniendo en cuenta también su mayor afección con respecto a la guerra comercial, como ya he dicho. Además, la fuerte tendencia bajista que lleva formándose desde el pasado mes de junio deja mucho más clara la evidente caída de este mercado. Pues bien, en este momento nos encontramos con un euro completamente consolidado por debajo del nivel de 1,115, si no a punto de romper un nuevo suelo fundamental ubicado en 1,098, señal que generaría una importante fuerza bajista con miras del mercado de llegar hasta el siguiente suelo fundamental de 1,085, y quien sabe si más abajo incluso en un futuro.

De momento ahora tenemos que tener muy claro que, mientras se consolida en niveles inferiores a punto de romper dicho soporte, tal cual observamos en el gráfico, el precio va perdiendo de manera constante fuerza alcista marcando máximos cada vez más bajos. Parece difícil que, salvo por una corrección, el precio pueda lograr hacer máximos más altos, y es que para asegurar dicha corrección necesitaríamos que se superase el techo de 1,115, algo que, por el momento y a la espera de nuevos acontecimientos, queda bastante alejado de la realidad.

More on this topic

See More News

Abra una cuenta. Opere en minutos.

Empiece su viaje por los mercados con un bróker de confianza, regulado y ganador de múltiples premios.

Empezar Ejecutar Demo