La Fed está atrapada, nuevamente.

Market Analysis /
14 ago. 2017

Actualmente todos estamos percibiendo una economía relativamente estable en los Estados Unidos. Tenemos unos datos de desempleo bastante bajos y el crecimiento no parece haber aflojado significativamente. Esto, de la mano del hecho de que la Fed ha estado subiendo tasas, 4 veces para ser exactos, nos ha hecho olvidar que salir de estos escenarios de la trampa de liquidez es bastante complicado, y sobre todo bastante lento. No se sale en 10 años, ni en 20. Se puede tomar mucho más.

Lo más grave, es que actualmente tenemos varias señales de que el ciclo alcista ya podría haber terminado, o como máximo, le quedaría una subida adicional. Existen varias razones para concluir eso, veamos:

Inflación Cayendo

La inflación viene cayendo a su mayor ritmo desde 2009. La inflación es el principal medidor de la voluntad de consumo o demanda de los individuos. Si hay demanda, hay inflación. Si no hay demanda, la inflación baja, señal de que el consumo está desacelerándose. Recordemos que el consumo representa casi un 70% del PIB de Estados Unidos. Si el 70% del motor de la economía se está enfriando, es probable que venga una recesión.

WTI cayendo

El petróleo es uno de los medidores de inflación más usados y conocidos. Tenemos un petróleo que dejó de subir en términos nominales. Superar $50 USD no es fácil en el contexto actual por las razones que hemos expuesto previamente. Pero más grave aún, es que las cifras de inflación actuales ya incluyen un petróleo a $40-50 USD, lo que significa que, si el petróleo comienza a caer, veremos una inflación desplomarse nuevamente. Nada bueno para la economía, ni para la Fed.

Japonizados

Hoy en día vivimos en un mundo Japonizado. Después de su recesión de 1990, Japón ha mantenido sus tasas por debajo de 1% desde 1995, y, sin embargo, el crecimiento del PIB ha sido 1% promedio por año desde 1991-2016. Déjenme repetir, esto son 25 años creciendo al 1%.

Hasta la fecha, el mercado descuenta una probabilidad de cero de que el Banco de Japón pueda incrementar sus tasas.

 

 

 

 

¿Qué pensarán de la Fed en Japón?

Al igual que el Banco central de Japón, la Fed está comenzando a ver un mercado que no cree que pueda aumentar sus tasas nuevamente. De hecho, hoy en día el mercado está asignando una probabilidad de 0% de que la Fed suba tasas en septiembre y de 0.8% de que suba tasas en noviembre. Todavía le quedaría la reunión de diciembre, pero normalmente no es una reunión en la que les gusta subir tasas.

De tal manera, el mercado está esperando para ver qué puede hacer la Fed. Desde 2007, momento en que empezó la última recesión, la economía norteamericana (PIB) ha crecido a una tasa promedio de 1.33% por año. Nuevamente, esto son 10 años creciendo a un ritmo inusualmente bajo para esta economía.

Adicionalmente, tenemos la trampa creada por las políticas de expansión monetaria. Pues el programa de reducción del Balance en EE. UU. va a generar mayor caída en el crecimiento del consumo. Esto es tal vez la variable que le falta a muchos modelos macroeconómicos, pues todos pudimos observar crecer el balance no genera inflación o un mayor consumo, pues los bancos (primeros beneficiarios del QE) no irrigan la liquidez a la economía real, sino que invierten en activos financieros.

Pero, por el contrario, en el momento de comenzar a recortar el balance de cualquier manera, gradual o no, sí va a generar una desaceleración del consumo. Esto debido a que a los bancos se les aprieta la caja y tendrán menos dinero para invertir en activos financieros (léase caída de bolsas y volatilidad a nivel mundial) y una menor disponibilidad a prestar sus limitados recursos a personas y empresas que, creciendo al 1.33%, son bastante vulnerables a una desaceleración.

 

 

More on this topic

See More News

Abra una cuenta. Opere en minutos.

Empiece su viaje por los mercados con un bróker de confianza, regulado y ganador de múltiples premios.

Empezar Ejecutar Demo