Agosto y noviembre, dos meses muy devaluacionistas para el Peso Colombiano

Market Analysis /
07 ago. 2017

Como muchos traders han notado, las monedas normalmente tienen unos meses en los que su volatilidad y su tasa de cambio se ve impactada fuertemente. Normalmente esto sucede debido a factores externos y factores internos, que en su conjunto llevan a que año tras año la moneda repita su comportamiento.

 

Bajo este orden de ideas, vamos a ver hoy el Peso Colombiano USDCOP, y como a lo largo de los últimos 20 años podemos concluir que el segundo semestre normalmente es devaluacionista, es decir, la tasa de cambio USDCOP tiende a subir.

 

 

En primer lugar, encontramos que alrededor de agosto, la tasa de cambio comienza a aumentar su volatilidad y consecuentemente comienza a observar fuertes subidas. Esto probablemente tenga algo que ver con el regreso de vacaciones después del verano de los países del hemisferio norte, y sobre todo en Estados Unidos. Debido a que los traders de estos países se alejan de las pantallas durante junio y julio, es normal que al regresar a sus mesas de dinero vean los activos en otros países con precios altos y se vean tentados a repatriar sus inversiones o sus utilidades, provocando así una suba temporal en la tasa de cambio. De hecho, esto complementa nuestro hallazgo reciente, pues en los últimos 15 años, el COLCAP se ha valorizado en promedio un 7.5% entre julio y agosto haciendo que los precios sean atractivos para la venta de extranjeros. De tal manera, es importante estar buscando niveles de soporte en el peso colombiano, como lo es 2970-3000, pues proximamente el precio va a buscar los siguientes niveles de resistencia, en primer lugar 3100, luego 3200 y finalmente 3400.

 

De igual manera, tenemos que noviembre es otro mes con comportamiento devaluacionista. Este hallazgo tiene una explicación fundamentada en el cierre del año tributario. Y es que debido a que normalmente la carga impositiva del país ha sido bastante alta para los patrimonios personales, familiares y empresariales, las personas naturales (y en menor medida, corporativos) han tendido a comprar dólares en noviembre para refugiarse en el billete verde al final del año. De esta manera, el patrimonio dentro de Colombia se reduce considerablemente y naturalmente la carga impositiva pasa a ser mucho menor. Aunque mucho se ha hablado recientemente del impacto que tendrán los acuerdos de doble tributación y de libre información impositiva entre los países, creo que esta situación se va a seguir dando y especialmente este año, dada la incertidumbre del costo del proceso de paz, los rumores de una nueva reforma tributaria, la baja aprobación del presidente Santos y el hecho de que el próximo año hayan elecciones presidenciales, lo cual siempre ha sido un factor importante de valorización para el dólar.

More on this topic

See More News

Abra una cuenta. Opere en minutos.

Empiece su viaje por los mercados con un bróker de confianza, regulado y ganador de múltiples premios.

Empezar Ejecutar Demo